Empoderamiento = mantener el poder

Empoderamiento = mantener el poder

No vengo a negar que haya muchas cosas aún por cambiar o que vayan mal.

Lo que vengo a explicar, es que siento que la palabra empoderamiento se ha desvirtuado, y está pasando de ser un poder interior, a algo exterior: quejas, exigencias, vanidad (la necesidad de un reconocimiento exterior) …

Me hayo aquí hablando, obviamente desde mi perspectiva, mis creencias, mi modo de ver la vida; pero para mí, empoderamiento es algo interior y conlleva cosas como:

Confianza y autoestima, Responsabilidad, Autenticidad, Humildad, Eliminar creencias limitantes…

Este tema daría para largo, pero me centraré en las frases que he utilizado en la ilustración para acompañar esta entrada.

Si el gobierno cambia, me irá mejor.

Sí, obviamente nos merecemos políticos decentes, pero suponer que cambiando eso nos cambiaría la vida, creo que es un error. Porque los gobiernos cambian, pero nosotros nos encontramos igual. Porque al fin de cuentas, el verdadero cambio: cumplir nuestros objetivos, añadir a nuestras vidas lo que deseamos, eso es cosa nuestra. El gobierno puede ofrecerme más ayudas o ponerme las cosas más fáciles, pero no va a caminar por mí. No vencerá mis miedos, ni tomará acción cuando deba tomarla.

Si fuera un hombre (y blanco) ‘esto’ hubiera funcionado.

Puede que esto sea impopular… pero estoy un poco cansada de esta frase. Veo a mujeres utilizarlas cuando sus proyectos no funcionan. Para empezar, me parece que así se desvaloriza lo que consigue un hombre por si mismo.

Si un proyecto no me funciona, y utilizo el empoderamiento, lo primero es tener confianza en mi misma, en lo que hago y en conseguirlo. Pero también es necesario tener humildad para reconocer en que ha fallado, y esto, pueden ser varias cosas, desde un mal plan de marketing, desde auto boicot (la falta de seguridad me impide ‘venderme’, no creerse merecedora), no hay mucho público para lo que vendo*… etc.… y sí, también aceptar si mi trabajo necesita pulirse y mejorar. (Que necesite pulirse no significa que no sea bueno).

Siento que últimamente se envía el mensaje que, por ser mujer, cada vez que esté cerca de un hombre voy a estar en inferioridad y voy a tener que hacerme oír… pero nunca me sentido así y no lo creo para nada. Y eso que miedos, inseguridad y errores, han formado parte de mi vida, pero siempre fui consciente de que era algo mío, independientemente de los idiotas que uno pueda encontrarse por la vida del género que sean.

*Vender u ofrecer.

No tengo privilegios, ni contactos…

Este vendría a ser un poco como el anterior, pero al final uno se da cuenta de que las herramientas están ahí, y podemos utilizarlas a nuestro favor. Además, si miramos alrededor podemos ver gente que, ni es tan guapa, ni ha crecido en familia rica, ni tenía contactos etc… y aún así cumplen sus sueños.

Aquí me gustaría añadir a Nick Vujicic, que nació sin brazos ni piernas y no ha tenido limitaciones en hacer lo que quiere.

Podemos vivir, creyendo de antemano que todo está en contra, o simplemente hacerlo con confianza sana (recordando que los demás no están para dorarnos la pildora).

——

Así que personalmente, me distancio de las ideas generalizadas de hoy en día, de cuáles se suponen que van a ser mis experiencias de vida, antes, de ni siquiera haber comenzando lo que sea. (Creencias limitantes).

*Por ‘quejas’ me refiero al victimismo de quejarse, pero no aportar solucciones ni acciones para cambiarlo. Obviamente no estoy en contra de hablar sobre lo que es dañino de verdad.

Deja un comentario

Cerrar menú