El poder de la Visualización

El poder de la Visualización

  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Hay un concepto para crear aquello que queremos, llamado visualización. ¿Que sí creo en ello? Ya te digo que sí, sobre todo por pura experiencia.

Lo he descubierto para pequeñas cosas que sí quería, pero sobre todo para aquello que nunca hubiese escogido por decisión propia o que ‘No’ quería.

Por suerte para mí, o bien puedo reírme de ello, o obtuve algo, a pesar de No quererlo.

El mejor ejemplo lo recordaba ayer, mientras me meaba de la risa.

En las colonias de 6º de E.G.B, me tocó (o la escogí, no recuerdo), una de las literas.

Cuando subí, fui consciente de la barra de seguridad que había en ésta, y mientras la observaba pensaba:

«Esto es… por si te vas a caer, pues te puedes agarrar».

Es bastante interesante como asumí la frase, porque yo no pensé (o si lo hice fue tan breve que no lo recuerdo), que esa barra estuviera ahí, para no caerte mientras haces la croqueta al dormir. Yo pensé directamente, en perder el equilibrio y agarrarte.

Pero ‘pensarlo’ no es lo correcto, porque no fue sólo una frase pasando por mi cabeza. Me considero una persona muy visual, así que obtuve una imagen en mi mente a la par. Yo viví durante segundos la sensación que podría producirse si tal cosa pasaba, mientras agradecía que aquella barra estuviera allí.

Y sí, era la primera vez que veía una barra de seguridad en las literas xD.

La cuestión es, que en esas colonias (viajes de fin de curso) por las mañanas nos sacaban de excursión a pasear bastante, ellos decían que era para que conociéramos cosas, yo creo que… era para que al volver, estuviéramos tan cansados que no pudiéramos dar por saco.

Así que así estábamos un día, tratando de dormir la siesta después de una de esas excursiones; pero algunas de las niñas estaban hablando, así que, una de mis compañeras se levantó y se fue hacia nuestro lado (donde estábamos hablando y, bueno, para vernos la cara, pues había una ‘pared’ entre literas), para mandar a callar, dijo que quería dormir, y luego volvió a su cama.

Yo, en ese instante me monté una película. Pensé, si me pongo ha hablar, volverá, entonces podría coger la almohada y pegarle y seguro que todas me siguen el juego.

Y, de hecho fue así, tal cual lo pensé.

Lo que no me esperaba es perder el equilibro mientras les daba almohadazos… Por fortuna, tengo super poderes, uno de ellos son los súper reflejos, y supongo que por aquella época ya estaban naciendo en mí.

Cuando vi que me iba para el suelo (mi posición en ese instante era de rodillas justo frente a la barra), solté la almohada y me agarré a la barra, pero, claro, no para evitar caerme, porque para el suelo iba seguro, así que lo hice fue un giro de 180º grados.

Cuando abrí los ojos, no sé cómo había llegado al lado de las taquillas, que estaba mas a la derecha, quizás hice el giro un poco torcido… ¬¬ pues eso, que cuando abrí los ojos, me encontré con mis amigas, con sus almohadas en la mano, en un silencio sepulcral mirándome con los ojos como platos.

Deja que Joey te haga un ejemplo:

Y claro, yo cuando vi esa escena… ipso facto, las señalé mientras me reía a carcajadas de sus caras.

Ellas, al verme reír, confirmaron que estaba bien. Y se empezaron a descojonar.

Porque yo lo pienso, y digo, a ver…. Yo viví la voltereta, pero ver como tu compi de clase hace un giro de gimnasta, que ni en las olimpiadas, tiene que ser cuanto menos curioso…

Curiosa fue también la media sonrisa del tutor cuando se lo contamos, que estaba entre si le hacia gracia, mientras tenía cara de: ‘de la que nos hemos librado…’

Aquí, es dónde te contaría otros ejemplos, pero por no extenderme, diré que me han tocado sorteos en los que pensé: ‘no quiero levantarme a recoger el premio, porqueme da vergüenza’ (aunque hubiera poca gente) y mientras lo pensaba, sudaba visualizando la idea de ello, y al final, me tocaba. Bueno, por lo menos conseguía algún objeto.

Y dirás, ¿entonces por qué cuando, SÍ quiero, no pasa? Por el enfoque, suponiendo que quieres que te toque un sorteo, estás pensando desde la necesidad, o el miedo o pena de ‘no’ tenerlo, así que la visualización es esa.

De hecho, yo he conseguido cosas sin visualizar, aquellas en las que pensé: No sé cómo, pero lo hago (o sí ocurre). Con total confianza… y pasó. Y pasó rápido, y de la forma que menos esperaba y la más improbable.

Y ahora me preguntarás… ¿por qué sabiendo esto… tu vida no es la hostia?

Es que no quiero ponerte triste contándote lo bien que se me da autosabotearme, miedo, falta de seguridad… ejem. Pero, eh, por lo menos soy consciente y lo trabajo.

*Por cierto, años después me caí de una litera, aquí sí me comí el suelo, de forma curiosa… pero sería extenderme, si quieres saberlo, pídelo en los comentarios y hago otro post.

Pues nada, aquí que cada uno crea lo que quiera, pero yo, aviso… cuidado, ya no con lo que piensas, sino con lo que visualizas xD. En mi caso, por suerte, no sólo visualicé caerme, sino también como me salvaba… xD

 


Posdata: Te animo a leer las hitoria de Diario de una Oveja Negra que estoy escribieno por Wattpad.

P.D. 2: Sí, sé que la persepctiva de la barra en el dibujo que he hecho está mal… je… ¬¬

La imágen de Joey es de aquí.

Deja una respuesta